(Por María Laura Vidal Bazterrica). ¿Sabías que el pimiento rojo fue antes de color naranja? ¿Que el pimiento amarillo es primero de color verde? Estos y más secretos son los que te quiero contar para que puedas armar una linda huerta de primavera-verano en tu jardín, terraza o balcón. 

Esta cuarentena nos trajo muchos cambios y adaptaciones, pero la gran protagonista fue sin duda la huerta. Comenzamos a interesarnos más y más sobre cómo sembrar y qué debo tener en cuenta a la hora de elegir vegetales para mi hogar. Aprendimos mucho, con tutoriales, vivos por Instgram de todos los colores y videítos compartidos por nuestros amigos y familiares. Y salió la huerta de otoño invierno. (Ver itgv de @itasflower).

Ahora comienza en breve la primavera y nos dan más ganas de sembrar, pero antes  tengamos en cuenta algunos secretos:

  • Es necesario renovar el suelo de la huerta otoño-invierno agregándole lo siguiente: 6% de compost, 20% de tierra negra y 20% de perlita. 
  • Rotar las especies, quiero decir que donde antes planté lechuga ahora, en el mismo lugar, plantaré rabanitos; donde hubo arvejas, ahora plantaré rúcula, y donde hubo zanahoria, ahora plantaré albahaca. Esta técnica, llamada de rotación, hará que duren más tiempo los nutrientes en mi suelo, ya que cada especie toma diferentes porcentajes de nitrógeno, hierro, calcio, fósforo, potasio, zinc, entre otros.
  • Por último, pero no menos importante, es la famosa asociación. En el calendario de siembra, en cada estación cultivaremos ciertos vegetales juntos, de manera que se potencien y se ayuden.  

 Por ejemplo :

El brócoli (fruto) junto con la remolacha (raíz) y la lechuga (hoja) en el mismo lote. 

El tomate junto a la albahaca y la rúcula.

El rabanito junto con el repollo y la cebolla.

Las arvejas junt con el repollo, el ajo y la zanahoria.

La lechuga junto con la acelga, la remolacha y el repollo.

El melón junto con el maíz y la acelga.

La escarola junto con la remolacha, el repollo y la zanahoria.

El puerro junto con el apio y la lechuga.

El tomate junto con la zanahoria, el ajo y la cebolla.

El kale junto con el pimiento y la sandía. 

La huerta primavera-verano nos está esperando, busquemos ya nuestro delantal, sombrero, guantes y protector solar y ¡empecemos!

Fuente: la nota completa fue publicada en la Revista Tigris.

A %d blogueros les gusta esto: