¿Cómo saber cuáles son las frutas de estación de un solo vistazo? El indicador que no falla es ver cuáles son las frutas y verduras más abundantes en la verdulería. O en los puestos de El Mercado en tu Barrio (consulta lugares y fechas)

Narda Lepes, en una nota para La Nación, sugiere que en verano conviene hacer la compra a diario y por unidad, no semanal. La calidad del producto es más alta, pero la duración más corta. Comprar fruta de carozo, como los duraznos, porque el calor las hace buenas y dulces. Comprar, lavar y comer; a más tardar, al día siguiente. Buscar productos que carguen agua y resistan el calor como los melones, las sandías, los mangos, los pepinos y los tomates. Y si llovió mucho, no comprar frutillas, porque crecen en el suelo. “Y si conseguís tomates baratos y están ricos, llevate más y hacé salsa y congelala, o gazpacho, o conservas”, recomienda.

La lista sigue: no comer hojas en verano. “»Si vos tenés calor imaginate una lechuga»”, dice Lepes. Y no guiarse por los estándares del marketing: muchas veces el tomate sin una mancha, redondo y con piel de cuero, por dentro es blanco y crocante, cuando debería ser carnoso como la fruta que es. Hacer ensaladas de legumbres en verano, garbanzos, por ejemplo, porque es época de cosecha en distintos lugares del país. Que el zapallito tenga la piel tensa y brillante, y que la berenjena, ideal en verano, sea pesada.

Aquí una selección de frutas y verduras para el verano

Frutas:
Ananá, Ciruelas, Cerezas, Damascos, Duraznos, Frutillas, Higos, Papaya, Melones, Peras, Sandías, Uvas.

Verduras y Hortalizas:
Acelga, Albahaca, Berenjenas, Cebolla, Chauchas, Choclo, Espárragos, Pepino, Porotos, Morrón (ají – chiles), Rabanito (rabanillo), Tomate, Zapallito (calabacines).

 

A %d blogueros les gusta esto: