¿Es recomendable que las personas que presentan algún tipo de discapacidad realicen deporte? Sin dudas, sí. Para todos los casos, tanto afectaciones intelectuales severas, motoras moderadas o sensoriales leves, es recomendable la realización de la actividad física, siempre supervisada por profesionales cualificados.

1. Beneficios físicos
La actividad deportiva aporta beneficios físicos especialmente relevantes para personas que tienen discapacidad como son la mejora de la circulación de la sangre, el desarrollo de la musculatura y un mejor equilibrio y coordinación.

El deporte mejora la condición física (resistencia, velocidad, fuerza, movilidad), mejora la coordinación (orientación, equilibrio, reacción, percepción, adaptación, ritmo), previene las enfermedades por falta de movilidad y favorece la seguridad y flexibilidad de la persona con discapacidad en su vida cotidiana.

2. Beneficios en la socialización
El deporte es una herramienta muy efectiva para la inclusión social de los colectivos más desfavorecidos.  A través del deporte y la actividad física se pueden fomentar aspectos fundamentales para el desarrollo social de la persona con discapacidad como las habilidades sociales, las relaciones con los iguales, la aceptación de normas, la cooperación, el reconocimiento, la tolerancia, la empatía, la motivación y el trabajo en equipo, entre otros.

3. Beneficios psicológicos
La actividad deportiva, siempre controlada por expertos, genera en las personas con discapacidad beneficios psicológicos como el fomento de la autosuperación, la independencia, la valía personal, la libertad, el afán de superación, la responsabilidad, la autodisciplina, la perseverancia, el sentimiento de utilidad, el reconocimiento de sus habilidades y capacidades, entre otros.

4. Mejora de la autoestima
Como indicábamos anteriormente, la mejora de la autoestima es un beneficio psicológico de gran importancia para las personas que tienen discapacidad ya que, por sus características personales, pueden mostrar baja autoestima. El deporte aporta una buena percepción de sí mismos no solo desde el punto de vista físico, sino también emocional.

5. Superación personal
Para muchas de las personas con discapacidad que practican deporte, la actividad física representa un continuo afán de superación y un gran estímulo a la hora de alcanzar objetivos personales. La constancia y el trabajo en equipo, bases fundamentales de la práctica deportiva, ayudan de forma determinante a caminar por la vida. En España tenemos grandes ejemplos como los de los nadadores Teresa Perales o Enhamed Enhamed.

6. Integración laboral
Uno de los principales problemas que sufren las personas con discapacidad es su bajo nivel de integración laboral. Gracias a los valores que les aporta la realización de algún deporte, muchos de ellos consiguen tener un trabajo.

7. Bienestar vital
El deporte es salud y por eso proporciona bienestar a las personas con discapacidad. Además, ayuda a las personas a disponer de forma sana del tiempo libre y el ocio. El deporte y la actividad física también puede desarrollar un sentimiento de libertad para la persona con discapacidad y permitir una manifestación de infinidad de emociones que necesitan mostrar, como cualquier otra persona. El ejercicio físico es el mejor medicamento del mundo según la OMS y está al alcance de la mayoría de los ciudadanos.

Colonias deportivas en San Isidro

En las colonias de verano del Municipio de San Isidro los más pequeños del Centro Municipal de Actividades Especiales (CeMAE) disfrutan en el Campo de Deportes Nº4 de Martínez actividades junto a los chicos y chicas de la colonia convencional.

Carla Cassinerio, directora de la Colonia del Campo Nº4, contó: “Realizamos actividades deportivas, artísticas, de huerta; todas integradas con la colonia convencional. Tenemos profesores especializados para esto”.

Y agregó: “Los chicos se integran cada vez más, la pasan muy bien y quieren volver. Las familias están muy agradecidas; vienen chicos y chicas de 4 a 13 años. Trabajamos desde lo motriz, lo emocional y lo social, adaptando los materiales y tratando a todos por igual”.

Al CeMAE asisten más de 200 personas, sin edad límite, que se acercan a los Campos de Deportes N° 2 (Boulogne), 4 (Martínez) y 9 (Bajo de San Isidro) para realizar deportes como ajedrez, gimnasia aeróbica, fútbol y los protagonistas del verano: deportes náuticos y natación.

Sobre el CeMAE

 Es un programa recreativo y deportivo que organiza actividades físicas para personas con discapacidad, desde los seis años en adelante. El Centro, que depende de la Subsecretaría de Deportes del Municipio de San Isidro, tiene profesores especializados que se ocupan de adaptar las actividades a las necesidades de cada uno.

 Además ofrece una gran variedad de deportes como gimnasia deportiva y aeróbica, atletismo, natación, fútbol y kayak. Los participantes del CeMAE asisten a torneos y encuentros deportivos y realizan salidas y excursiones.

 Para más información, comunicarse al 4512-3145 o escribir a msicemae@sanisidro.gov.ar

A %d blogueros les gusta esto: