(Por Bárbara Villar, para Clarín) Ya pasaron tres meses desde que el Municipio de San Isidro incorporó a su paisaje los monopatines: un boom urbano presente en las ciudades más importantes del mundo, -incluida Buenos Aires- que cada vez se consolida más como una alternativa sustentable de transporte.

Sin embargo, mientras una de las empresas que funcionaba en Capital Federal decidió irse del país por la baja demanda, en el partido de zona Norte la situación es muy diferente y el servicio continúa expandiéndose por las diferentes localidades.

Es que desde noviembre, cuando la compañía Grin desembarcó en el distrito con 100 ejemplares, los vecinos sanisidrenses incorporaron el hábito de uso y se apropiaron de las calles con el monopatín eléctrico que causa furor. Tal es así que debieron duplicar la cantidad de unidades iniciales y ahora son 250 los que circulan por la Comuna.

Con su bicicleta unió el Atlántico con el Pacífico sacando fotos

“La atracción de su uso tiene que ver con la simplicidad de poder moverse rápido en distancias cortas dentro la ciudad. Durante la semana como complemento del transporte público y los fines de semana con un carácter más de diversión y esparcimiento”, explica Leandro Martín, subsecretario de Espacio Público.

Hoy, con más de 4.000 usuarios registrados, San Isidro se convirtió en uno de los lugares más rentables por tener el uso más alto de monopatines en América Latina.

Suelen usarse como complemento del transporte público y con fines recreativos.

Suelen usarse como complemento del transporte público y con fines recreativos.

“La ciudad tuvo una gran aceptación mostrando números superiores a los promedios habituales desde el comienzo. Ejemplo de ello son los datos récord en el uso del monopatín en la vía pública desde las primeras semanas”, comentan desde Grin.

Por la notable utilización de este medio, hace pocos días se amplió la zona de cobertura llegando hasta la autopista Panamericana prolongando las calles Uruguay y Paraná.

Mejoran el acceso principal al puerto de San Isidro

El servicio además se encuentra en el Bajo, el paseo comercial de Paraná, las estaciones de trenes Mitre ramal Tigre y en las arterias más importantes del Municipio como la avenida Santa Fe o Centenario, avenida Libertador y Márquez.

Teniendo en cuenta que los monopatines son una moda que llegaron para quedarse, las autoridades alientan a los vecinos a asistir a las escuelas que realiza la empresa. La misma tiene el objetivo de garantizar un manejo más ordenado en el tránsito diario. “El curso es gratuito y ofrecemos un circuito de prueba para que los usuarios aprendan a movilizarse de manera segura”, insiste la compañía mexicana.

A %d blogueros les gusta esto: