Incorporar elementos inspirados en la naturaleza crea espacios que estimulan a las personas en el trabajo y reducen el estrés

El exterior y la naturaleza tienen la capacidad de crear atmósferas que conectan con las personas a un nivel profundo. De acuerdo con el Human Spaces Global Report, estudio realizado en Europa por Interface, los niveles de bienestar y productividad pueden incrementar hasta 13% cuando los ambientes incluyen elementos naturales. Por ello, la biofilia, un principio en el que se pretende conectar a la naturaleza con los espacios para prosperar, es uno de los recursos principales de los diseñadores y arquitectos que buscan crear entornos laborales para potenciar el bienestar y la creatividad.

 

Riqueza sensorial

Los ambientes que incluyen capas de color, patrones y texturas alrededor de los sentidos generan experiencias que facilitan la atención y la reducción del estrés. Los colores intensos o sólidos no están presentes en la naturaleza, en cambio, los entornos naturales ofrecen un paleta de tonos y formas orgánicas que dan un mayor confort psicológico. Dichos aspectos dan profundidad y renovación a los espacios. Asimismo, elementos vivos dentro de la oficina, como plantas, han demostrado ayudar a reducir el agotamiento al realizar tareas que requieren de mucha concentración.

Ritmos y señales naturales

Las personas se aclimatan más a los interiores y perciben mejoras en el humor gracias a factores como la vista, la luz natural —sobre todo por cómo contrarresta el sobreestímulo de las pantallas brillantes—  y la temperatura. Esto se logra al considerar lo que sucede en el exterior asumiendo su ritmo natural.

Un reflejo de los retos de la naturaleza

Descubrir y adaptarse al paisaje y entorno es parte de cómo los seres humanos aprendieron a ser resilientes, de acuerdo con Stephen Kellert, ecologista social y pionero de la teoría de la biofilia. Enfrentar estos retos inspira a resolver problemas con ingenio, empatía, trabajo en equipo y consciencia, mientras que brinda a todo tipo de profesionales la capacidad de construir habilidades cognitivas y perceptivas críticas para su trabajo.

Distintivos

Celebrar detalles distintivos de cada lugar —como materiales y elementos arquitectónicos basados en madera, piedras u otros recursos endémicos— ayudan a las personas a tener una mejor sensación de comunidad. Esto se convierte en un antídoto para el concepto de la oficinas tradicionales. Preservar símbolos locales, además, añade una sensación familiar, sobre todo en espacios renovados o que cambiaron su propósito, algo muy común en la Ciudad de México.

Con base en esto, el directivo de Steelcase México reafirma que la biofilia promueve la vitalidad y la concentración, lo que permite que las personas encuentren mayor sentido en su trabajo, pertenencia y bienestar, al tiempo que ofrece un mayor enfoque en las prioridades de las empresas de hoy.

Fuente: Steelcase

A %d blogueros les gusta esto: