“Donar Es El Nuevo Soltar”, es la campaña de la Fundación Vivienda Digna que propone liberarse de de lo que ya no se usa para que pueda ser ofrecido a personas que viven en un contexto vulnerable. La ONG retira las donaciones de muebles, materiales y accesorios en los domicilios, los restaura y los vende a un precio muy bajo en el corralón social ubicado en Loria y Piedrabuena, en Boulogne.

Esta fundación, creada en 1979, funciona como un nexo entre las personas o empresas que desean ayudar y las familias que necesitan mejorar sus casas.

La fundación sale adelante con la ayuda de vecinos, de instituciones y también con la colaboración del Municipio de San Isidro.

«Desde un primer momento el Municipio colaboró con la acción social de la Fundación a través de subsidios y de diferentes acciones en conjunto. Nos encanta acompañar estos proyectos sociales y celebramos el crecimiento y desarrollo que tuvieron en Boulogne. Es una cadena solidaria que beneficia a aquellas familias que más lo necesitan”, sostuvo Fernanda Giordani, subsecretaria de Niñez, Familia y Comunidad de San Isidro.

Esta iniciativa tiene un triple impacto, ya que tiene un beneficio económico, ayuda al bienestar social y cuida al medio ambiente al recuperar y reciclar materiales reduciendo la contaminación.

Otro de los aspectos destacados es que cada persona que dona algún material puede conocer el destino del mismo a través de un sistema de trazabilidad y transparencia con el que trabaja Vivienda Digna.

Desde la creación de la iniciativa de este corralón social para ayudar a las personas de bajos ingresos que están mejorando su casa, unas 16.000 familias ya participaron del programa, y durante el 2018, se recibieron más de 5.000 donaciones.

Además, se dictan cursos relacionados a la vivienda como carpintería, construcción, herrería, electricidad y regularización domiciliaria. Allí, también un equipo de profesionales y voluntarios brinda asesoramiento legal y técnico gratuito.

Mirta Arredondo, vecina de Boulogne, tiene 65 años, es una de las destinatarias que más visita el corralón. “Este lugar es maravilloso, me permitió acondicionar mi casa; compré muebles, materiales y hasta pintura a un precio increíble. Y encima pude hacer un curso de electricidad. Ojalá los vecinos tomen conciencia y donen cosas que ya no utilizan, para que sigan ayudan a las familias de bajos recursos”, expresó.

Para realizar donaciones y conocer más sobre esta fundación, hay que comunicarse al 0810-555-7863, o ingresar a: www.viviendadigna.org.ar.

A %d blogueros les gusta esto: