Bárbara Gasparri, directora de Ecología y Conservación de la Biodiversidad de la Municipalidad de San Isidro, junto con un equipo de expertos, publicaron un artículo sobre la restauración del parque de la Quinta Los Ombúes.
«Es el primer trabajo publicado que hay de restauración del «talar» (así se llama el bosque original de las barrancas de San Isidro) hecho en el país, por ende es muy valioso todo el esfuerzo realizado por el Municipio», explica Gasparri. 
Cuando este predio se declaró área protegida, albergaba casi solo césped corto y algunos pocos árboles exóticos. «Desde que se creó el área protegida comenzamos con los trabajos de restauración del bosque original de las barrancas y en el artículo se comentan los resultados hasta la fecha», cuenta la directora de Ecología.
En las fotos se ve que al principio se trataba de un parque con césped y ahora es un incipiente bosque. Esto trajo aparejado la presencia de mayor cantidad y diversidad de aves y de mariposas.

Reseña

El artículo trata sobre el trabajo de restauración del bosque nativo realizado en el Parque Natural Municipal Barranca de la Quinta Los Ombúes, desde 2009 a la fecha. Este predio de una hectárea sufrió diferentes modificaciones hasta que comenzaron los trabajos de restauración de biodiversidad a partir de la creación del área protegida.
Se prohibió el corte de pasto, se controlaron varias especies exóticas y se plantaron especies nativas. Desde el año 2009 hasta la actualidad, se registra un incremento de especies herbáceas, arbustivas y subarbustivas que facilitan el establecimiento de especies leñosas propias de este bosque nativo extinto en el Municipio de San Isidro.
Autores: Bárbara Gasparri, Gastón Rodríguez Tourón, Marcela Fugardo, María E. Ghelfi, Sergio Etulain, Alejandro Faccioli, Luciana Cristaldo, Diego Del Río, Matías Vitale, Guillermo Bryant, Francisco Adrio, y Catalina Rostagno
Descargar el artículo completo
A %d blogueros les gusta esto: