El CASI invitó a los chicos que participaron en las colonias a un taller sobre reciclado. Es parte del programa Clase Verde, que promueve la Fundación Regenerar y el municipio, con el objetivo de crear conciencia sobre la importancia de cuidar el ambiente. Esta vez, los chicos del CASI aprendieron a separar la basura.

«Dimos la charla en distintos grupos sobre la importancia de separar los residuos, reducir y reutilizar. Aprendieron también a usar cajas de cartón biodegradable, en la que plantamos unas especies locales», cuenta Tomás Rodríguez, director de Reciclado del municipio.

Una acción concreta que promueve Clase Verde en los colegios es dejar tres contenedores de diferentes colores (para residuos orgánicos, plásticos y papel y cartón) para que los alumnos separen la basura en su escuela tal como ven que pueden hacerlo en la vía pública.

Los chicos tienen entre 9 y 11 años, por eso el cambio de mentalidad tiene un efecto multiplicador en sus familias. De hecho es habitual que los adultos incorporen prácticas de reciclado en el día a día del hogar gracias a sus hijos.

 

A %d blogueros les gusta esto: