Impedir el paso a personas con alguna discapacidad motora puede ser un hábito inconsciente. La red juvenil Tomá la Voz organizó una campaña de concientización, para que los conductores se den cuenta cómo afecta el bloqueo de las rampas de acceso en las veredas a las personas con movilidad reducida

En ese contexto, se repartieron folletos en el centro comercial de Martínez sobre la importancia de la responsabilidad vial que deben tener al manejar un vehículo y buscando siempre ponerse en el lugar del otro.

Arturo Flier, secretario de Integración Comunitaria, dijo: “Hoy lanzamos esta campaña de respeto para que los ciudadanos sepan cómo pueden afectar a personas con discapacidad, mamás con cochecitos o a adultos mayores al bloquear las rampas de acceso. A ellos les decimos que se pongan en el lugar del otro y no en su espacio. Trabajamos para una comunidad más respetuosa”.   Y contó que la misma iniciativa se replicará en los centros comerciales de las distintas localidades.

Cristian Jam, oriundo de San Isidro participó de la propuesta y aseguró: “Hoy fui invitado para hacer este recorrido y concientizar en plena hora pico lo que es la importancia de las rampas. Yo las uso diariamente y no es menor visibilizar cómo afecta cuando no las respetan”.

“Es muy importante no bloquear las rampas. A veces lamentablemente sucede que la gente lo hace pero por eso hay que hacer estas campañas, para que la comunidad sea partícipe del cambio mismo”, dijo Martín Amaceno, de Boulogne.

“La gente debe saber que  tiene que respetar las rampas, no sólo por las personas con discapacidad si no por todos. Está bueno que la gente aprenda de esto y le haga entender a los demás”, concluyó Camila Gross, de San Isidro.

A %d blogueros les gusta esto: