Ayer al mediodía, el clima no impidió la inauguración del Cincel, una obra de arte de Jorge Gamarra. La iniciativa está dentro del plan del gobierno de emplazar esculturas en el espacio público.

El Cincel es una obra realizada en bronce y granito Sierra Chica, y se colocó en el parque público de Pacheco y el río. Pesa 63.000 kilos y diez metros de alto y es un homenaje al trabajo.

San Isidro sigue con su plan de obras en los espacios públicos (plazas, bares, cafés, centros comerciales al aire libre) porque son lugares que desempeñen roles sociales. Se busca que sean como extensiones de la propia casa: que todos los sanisidrenses nos sintamos en casa, en cualquier espacio público que transitemos. Que nos guste estar en una plaza o en parque. En este caso, colocar una escultura que honre al trabajo es un modo de vincularnos con algo en común como la labor profesional diaria.

¡El Cincel es una buena excusa para disfrutar del parque, en familia o con amigos!

 

A %d blogueros les gusta esto: