Abrir un paquete de galletitas puede ser el inicio del fin: no parar hasta terminarlo. ¿Por qué? Porque actúan en el sistema de recompensa del cerebro. Así lo señala un  estudio de la universidad de Michigan.  Al dejar de comer alimentos procesados tu cuerpo puede entrar en un estado de ansiedad -como cuando se dejan algunas drogas o el tabaco-. Para controlar este impulso es importante consultar a un médico y proponerse un estilo de vida saludable que tendrá consecuencias en la actividad intelectual y el estado de ánimo, y no sólo en la satisfacción de «estar en forma».

Consejos para dejar alimentos adictivos

  • Incluí a diario vegetales de hoja verde, y todo tipo de frutas y verduras crudas.
  • Sustituí las bebidas azucaradas por mucha agua.
  • Comé grasas vegetales: huevo, aceitunas, palta, aceite de coco.
  • Llevate la comida desde tu casa en lugar de comprarte algo en la panadería cercana a tu oficina.
  • Utilizá sal marina.
  • Caminá. Usá la bici. Subí las escaleras. Si te anotás en una actividad deportiva ¡todavía mejor!

La recompensa es que después de unas semanas, el cuerpo estará menos hinchado y va a sentir que lo están desintoxicando.

¿A dónde acudir en San Isidro?

Una opción es el Grupo de Reflexión, un espacio gratuito en el Hospital Central de San Isidro que ayuda a pacientes a descender de peso y a alimentarse bien.

Puede ser vía mail a nutricion@sanisidro.gov.ar o acercarse al consultorio 33 del Hospital Central (Av. Santa Fe 431) de lunes a viernes, de 13 a 17.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: