La ciudad es de todos. Peatones, ciclistas, personas con discapacidad y también de los automovilistas. Bajo esa idea, el urbanismo en San Isidro está procurando bicisendas, rampas y más espacios peatonales.

Esta semana se inició la construcción de senderos peatonales en distintos cruces del casco histórico del distrito. Los trabajos comenzaron en Lasalle e Ituzaingo, Chacabuco y Brown, Av. del Libertador y Martín y Omar, y Primera Junta y Chacabuco. Las intersecciones se encuentran momentáneamente cerradas al tránsito vehicular.

Qué hay detrás de estas políticas urbanas

  • Crear una ciudad vivible con especial prioridad para los peatones. Caminar es el modo de transporte más importante para la ciudad. Las “acciones peatonales” contribuyen a la renovación urbana, a reducir la dependencia del automóvil y a dar pasos hacia la “ciudad sostenible”.
  • Facilitar el acceso a pie a los distintos puntos de interés de todos los ciudadanos.
  •  Cuidar el ambiente, jerarquizando  modos eficientes de movilidad urbana. Los modos verdes son: a pie, bicicleta y transporte público porque colaboran al equilibrio ambiental urbano que no se consigue con el uso intensivo del automóvil.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: