En las colonias municipales de verano de San Isidro, nutricionistas del sistema de salud municipal asistieron a los seis campos de deportes municipales para hablar con los chicos sobre la importancia de una buena hidratación.

En ese contexto, los más de cinco mil niños y niñas que participaron de la actividad incorporaron distintos hábitos saludables, a través de juegos, en el marco del programa Alimentación Saludable.

“Buscamos, de forma lúdica y didáctica, que los chicos comprendan la importancia de consumir diariamente unos ocho vasos por día de agua potable, en especial cuando hace mucho calor”, explicó la nutricionista Lucía Spinelli.

Y agregó: “Ellos generalmente consumen gaseosas o jugos artificiales. La idea no es prohibirles eso, desde ya, si no inculcarles de que lo reemplacen por una mejor manera de hidratarse. Además, lo bueno es que cuando aprenden algo sano después lo comentan en la familia”.

 

A %d blogueros les gusta esto: