Finalizó la construcción de un nuevo sumidero de reja horizontal, en Udaondo y Pampa, Beccar, para aumentar la capacidad de captación de los desagües y evitar la acumulación de agua durante las lluvias.

“La instalación de estos sumideros, de 60 centímetros de ancho por todo el largo de la calzada, facilitan el drenaje de excedentes pluviales, evitando que los mismos se concentren sobre las calzadas”, contó el secretario de Obras Públicas, Bernardo Landívar.

Los trabajos se completaron con la construcción de dos bocas de tormenta de dos metros de largo, ubicadas sobre el cordón de la calzada, en los extremos de la nueva reja.

Estas obras se realizan como refuerzo del plan de obras hidráulicas que lleva adelante el Municipio ante la variación en el régimen de lluvias.

A %d blogueros les gusta esto: