En San Isidro podés reciclar el aceite usado: lo guardás en una botella PET y las acercás a la sucursal de Carrefour Shopping Soleil, de Boulogne, y Av. Del Libertador, de Martínez. Con ese aceite, hay mujeres víctimas de violencia de género que se ocupan de elaborar jabones biodegradables.

El Municipio de San Isidro firmó un convenio con la Fundación Equilibrio Sustentable y la empresa Carrefour, cuyo fin es reciclar el aceite doméstico que utilizan los vecinos para reducir el impacto ambiental que genera el desecho de este producto.

La iniciativa incluye a mujeres víctimas de violencia de género, quienes con el producto reciclado elaborarán jabones biodegradables que serán comercializados en Carrefour.

Marcos Gibson, de la Fundación Equilibrio Sustentable, explicó que el mecanismo para que los sanisidrenses reciclen el aceite doméstico en sus casas es muy simple:

“Primero deben guardar el aceite utilizado en botellas PET y luego acercarlas a las sucursales de Carrefour ubicadas en el Shopping Soleil, de Boulogne, y Av. Del Libertador, de Martínez”.

En esos lugares habrá contenedores, donde los vecinos podrán depositar las botellas, que después serán recogidas por personal de la Fundación Equilibrio Sustentable para someterlas a un tratamiento de filtración.

Con el producto reciclado, mujeres víctimas de violencia de género, que trabajan en conjunto con la ONG Propuesta Mujer, elaboran jabones biodegradables que luego serán comercializados por Carrefour.

“El Municipio nos avaló la iniciativa desde el primer momento y nos brindó todas las herramientas necesarias para ayudarnos en nuestro trabajo. Y así concientizar a la gente en ambas cuestiones”, sostuvo Gibson.

Carlos Velasco, director de Comunicaciones y Responsabilidad Social de Carrefour Argentina, se mostró muy entusiasmado con la implementación del proyecto y destacó: “En Carrefour pensamos que con muy poco, entre muchos podemos lograr un montón. El argentino es responsable y solidario, así que confío en que los vecinos se van a sumar rápido a esta idea”.

“Empezamos con una prueba piloto, en la que estimamos reciclar entre 50 a 100 mil litros de aceite doméstico. Próximamente, la idea es poder acercar la propuesta a colegios y comercios de la zona para que la adopten y sigamos protegiendo el medio ambiente entre todos”, cerró Gibson.

A %d blogueros les gusta esto: