En los últimos años, San Isidro se convirtió en una opción tentadora para empresas sustentables que, por la facilidad de acceso, seguridad jurídica y con el propósito de abrir nuevos mercados, eligen radicarse en el distrito.

De hecho, en el Partido se radican entre 40 y 50 comercios e industrias por año.  “Las condiciones que les exigimos para instalarse es que sean industrias limpias, de tecnología que no generen problemas con el entorno, es decir ruidos molestos y que tengan una buena convivencia con los vecinos”, explicó Mauricio Gómez, subsecretario de Inspección General de la comuna, y a su vez indicó que entre los requisitos se encuentra también el estricto cumplimiento con el COU (Código de Ordenamiento Urbano)

A su vez, Luis Alvarez, administrador de “Llave”, precisa que las empresas deben adecuarse a cumplir las normativas municipales no arrojando al medio ambiente elementos gaseosos o líquidos ni derramando efluentes en vía pública. “La idea es trabajar en forma sana, normal, teniendo una buena convivencia con el vecino para alcanzar una óptima calidad de vida, que en San Isidro la hay”.

“La primera ventaja que trae que nos elijan es que hay mayor ocupación para nuestros vecinos. Esto obviamente contribuye a la reactivación de la economía, alienta a que los comercios vendan más y a que otros empresarios reparen en nosotros”, explicó Mauricio Gómez.

 

A %d blogueros les gusta esto: