Un barrio que nace de manera irregular y unos vecinos y ONGs que se solidarizan con los nuevos habitantes. Y el municipio tiende puentes urbanos para facilitar la integración social. Entre todos podemos responsabilizarnos de La Cava.

El plan de urbanización va desde brindar luminarias, entubamiento de zanjas, conductos hidráulicos, conexión a agua potable. Es decir, acercar los servicios básicos que requiere todo ciudadano.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: