20 manzanas se abastecían de un tanque, pero llegó el momento de que dos barrios de Villa Adelina se conectaran al agua. Por fin empiezan las obras, de las que se beneficiarán 1.900 vecinos de Tanque y El Arca.

El tendido de red de agua potable comprenden el tendido de cañerías en el perímetro delimitado por Fondo de la Legua, Paraná, Curupaytí, José María Moreno y Luis María Drato. «Calculamos terminar en un plazo de 200 días, que es lo que está establecido, y se irá habilitando el servicio en función del avance», dice Federico García, Secretario de Obras Públicas.

Es un proceso que empezó hace cinco años, como explica García: «Primero se estableció con los vecinos adheridos a las cooperativas que administraban el servicio, debido a que muchos otros observaban la falta de calidad del agua».

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: