Son 15 en San Isidro. Y es parte de un plan de recuperación del espacio público para que los vecinos vivan al máximo los lugares comunes.

Las estaciones también sirven como complemento a la actividad física que se desarrolla alrededor de sendas aeróbicas como, por ejemplo, la del Hipódromo local y la del San Isidro Golf.

Después de hacer una serie de flexiones y ejercitar sus bíceps en la estación saludable del Paseo de Bicicletas Nocturno, Tomás Figueroa, de San Isidro, resaltó: “Me parece excelente la propuesta y además se nota que se encargan de promoverla”.

“Me vine desde Olivos al Paseo de Bicicletas Nocturno porque me encanta este lugar. Los equipos son muy recomendables y, al usar tu propio peso, es la forma más natural de entrenar”, aseguró Jeremías Esteche, de Vicente López, mientras realizaba abdominales.

Al rato de elongar en la estación saludable de Juan Segundo Fernández y Diego Palma (Lomas de San Isidro), Nicolás Delanave, de San Isidro, remarcó: “Sirve un montón para todos los que vivimos cerca. Está bueno para relajarse, sin necesidad de ir a un gimnasio”.

“Los aparatos son muy prácticos. Vengo a caminar por la zona y después me dedico un rato a ejercitar casi todo el cuerpo”, comentó Susana Figueredo, de Beccar, después de dar una vuelta alrededor del San Isidro Golf.

A %d blogueros les gusta esto: