El Acuerdo de París marcó un punto de inflexión en la acción frente al cambio climático. Después de años de negociación, los países acordaron limitar el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 grados centígrados, y esforzarse para que el aumento se mantenga en los 1,5 grados.

Los gobiernos reconocen que los compromisos de reducción de emisiones son indispensables. Por eso el Municipio firmó un manifiesto, junto a otros 100 gobiernos distritales del país, que presentó  presentar en la última conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. El objetivo era y es reducir el calentamiento global.

“Ningún compromiso global será alcanzable si no se cuenta con el concurso y el compromiso de los actores locales”, remarca un fragmento del manifiesto que la Municipalidad de San Isidro firmó, junto a otros 100 gobiernos distritales del país, para presentar en la próxima conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Ante esta situación, y sabiendo del “hito en la historia de la humanidad en la lucha por la supervivencia” que representa la conferencia, que se celebrará a finales de 2015 en París, San Isidro solicita a los Estados realizar un acuerdo climático global vinculante, justo, ambicioso, transparente y equitativo, y se compromete a lo siguiente:

1) Intensificar la acción por un futuro resiliente y bajo en emisiones, desarrollando alianzas, estableciendo metas, implementando y monitoreando acciones de mitigación y de adaptación al cambio climático;

2) Establecer y presentar compromisos de reducción de emisiones (globales o sectoriales) antes del 1 de diciembre de 2015;

3) Desarrollar, implementar y monitorear planes locales de acción climática con componentes de mitigación y adaptación, que contengan una visión de largo plazo y medidas de corto y medio plazo;

4) Prepararse para reducir la vulnerabilidad social, ambiental y cultural;

5) Desarrollar nuevas alianzas con sectores de la sociedad para fortalecer las capacidades de los municipios en implementar y monitorear acciones frente al cambio climático;

6) Comunicar los avances en relación a los compromisos asumidos.

“Latinoamérica no puede y no quiere soportar más una carga ambiental y social negativa y quiere aportar a las soluciones desde el reconocimiento de prácticas ancestrales pertinente a los tiempos actuales, así como también incorporar tecnologías y procedimientos innovadores para enfrentar el cambio climático”, concluye el manifiesto.

 

A %d blogueros les gusta esto: