La cercanía de artistas internacionales con vecinos se dio gracias a la creación de un espacio en común, el hipódromo de San Isidro. Una vía de integración social. «Fomenta el sentido de pertenencia y nos ubica en un lugar en el mundo», dijo Gustavo Posse, que asistió al espectáculo. «Es un recital con muchos escenarios, las dos canchas de polo en el hipódromo de San Isidro. Sin tener que viajar, tenemos a mano, en toda el área metropolitana la posibilidad de asistir. Pensemos por ejemplo, que ahora termina el recital de Eminem. ¿De qué otro modo lo podíamos ver? Viajando», concluyó el intendente.

 

A %d blogueros les gusta esto: