Es la cifra que se recupera en San Isidro, a través de 550 contenedores distribuidos en todo el distrito. En poco tiempo llegarán a ser 1.000.

“Gran parte de los desechos que se generan pueden recuperarse a través del reciclado. Los envases de plástico, que los vecinos arrojan a los contenedores, reciben un tratamiento y eso se transforma en recursos para el Hospital Materno Infantil”, contó el director de Espacio Público, Diego Torres. 

El circuito del reciclado es el siguiente: el vecino arroja los residuos a los contendores amarillos y la empresa recolectora los levanta para llevarlos a una planta, en la que se separa el plástico del PET. Una ONG se encarga de vender el material que luego vuelve al Municipio para el Hospital Materno Infantil”, sumó Torres, quien precisó que por día se levantan entre 6 mil y 9 mil kilos de plástico. 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: